Blog

Noticias

highline-frontera

Aire

Instalan highline en la frontera entre Estados Unidos y México

Por Enrique Blancas

22 marzo 2019


Con el afán de romper fronteras, un grupo de slackliners instaló una línea en la frontera entre Chihuahua y Texas. 

En los últimos meses, la situación política entre México y Estados Unidos ha estado llena de tensión por la postura del presidente Donald Trump, quien insiste en construir un muro e incluso el pasado 15 de febrero declaró a su país en estado de emergencia por los inmigrantes que llegan a Estados Unidos de manera ilegal.

Más allá de las cuestiones políticas, hay quienes ponen encima la cuestión humanitaria y piensan que no deberían existir las barreras entre países. Dentro de esas personas se encuentra un grupo de 11 slackliners (5 estadounidenses: Spencer Matthews, Alina Shamayim, Corbin Kunst, Kylor Melton y Creighton Baird; y 6 mexicanos: Jaime Gibran Marrufo, Octavio Garza Rosas, Coatzin González Garza, Luis Flores Guadarrama, Valeria Escudero Flores y Osmar Reyes Perches), quienes instalaron una línea sobre el Río Bravo, en la frontera entre Chihuahua y Texas, de 100 metros de largo y a 150 metros de altura.

La intención del proyecto es focalizar el problema político-social que pretende separar radicalmente la frontera y quedará documentado por el videógrafo mexicano Osmar Reyes bajo el nombre de International Love.

«Los seis mexicanos nos encontramos en Chihuahua y nos dirigimos en camioneta con balsas rentadas hacia la frontera. Llegamos a la orilla del Río Bravo, donde nos encontramos con los americanos. Desde la orilla de Estados Unidos un grupo de migración nos observaba. Todo fue sin violar la ley. Remamos 6 horas hasta llegar al punto donde montaríamos el Highline, en el Cañón de Santa Elena. Los mexicanos no pisamos el territorio estadounidense, ni ellos el territorio mexicano, cada quién montó su lado”

Por la parte mexicana, Jaime Gibran Marrufo fue el primero en caminar la línea sin caídas y sin cruzar la frontera; mientras que del lado estadounidense fue Corbin Kunst.

«Acampamos durante tres días. La línea era increíble, y la convivencia con los estadounidenses fue lo mejor de la aventura; nos hicimos hermanos, compartimos comida, cultura, risas y pláticas. Fue una super experiencia. Quizá los norteamericanos pudieron haberlo realizado solos, pero cuidaron mucho el tema legal asesorándose con abogados. Mientras caminamos sobre la cuerda no estábamos en ninguno de los dos territorios. Después remamos unas 8 ó 10hrs para llegar al punto recogida, de vuelta a casa con el alma feliz». 

Se espera que el documental sea estrenado este mismo año.

🇺🇸◀️CONECTANDO▶️🇲🇽 Video previó del mejor y más importante proyecto que he participado como highliner y como filmmaker. En la frontera entre Chihuahua y Texas se encuentra el cañón de Santa Elena con el río bravo cortando sus paredes y separando dos naciones. El mensaje es claro, cuando los gobiernos crean división y construyen muros, nosotros estamos aquí para permanecer unidos y crear conexiones. Estén atentos a el resultado completo de esta aventura. #highlife #highline #conexion #biuldingbridges #ideasclaras #union

Posted by Osmar Reyes on Monday, February 18, 2019

 

Fuente: